Software para la clínica veterinaria: herramienta indispensable

Autor: Lic. Alex Grassie Casanova, ITESM CEM

Fuente: Revista REMEVET

En la era de la información, la ignorancia es una elección.                              Donald Miller

¿Cómo hacíamos antes para vivir sin computadoras? Resulta casi imposible imaginarnos un mundo sin ellas, y para ser ciertos no hace tanto tiempo que nos las arreglábamos bastante bien en su ausencia. La ciencia y la tecnología han invadido sin compasión nuestra vida: nuestras actividades, pasatiempos, trabajos y relaciones sociales. Aunque en muchos sentidos podríamos encontrar argumentos en contra de la dependencia que hoy tenemos de ellas, la verdad es que sin duda han sumado de forma muy positiva en nuestra existencia.

Dentro de todo este mundo que abarca la ciencia y la tecnología existe un elemento primordial en torno al cual gira el progreso de las mismas: la información. Sin información, sin datos, sin estadísticas no habría sido posible su desarrollo. Se han dedicado enormes recursos para crear lo que hoy conocemos como Tecnologías de la Información (TI), que no es otra cosa que el uso de computadoras y sistemas para la recolección, almacenaje, desarrollo, mantenimiento, procesamiento y distribución de datos, normalmente aplicada al área empresarial. El concepto hoy es relativamente fácil de comprender en su definición.

¿Qué tiene que ver todo esto con la prestación de servicios veterinarios para mascotas? En realidad mucho. No solo le debemos a la TI avances farmacológicos, quirúrgicos y de métodos diagnósticos que están basados precisamente en datos casuísticos, y que han permitido impulsar nuevos productos y tecnologías a favor del bienestar de los pacientes, sino que representa también un soporte imprescindible para la gestión correcta de un centro veterinario.

Podemos comenzar hablando de cómo los software ofrecen la posibilidad de administrar la historia clínica de cada paciente, elemento obligatorio para una práctica médica profesional. En estos sistemas es posible también capturar información general sobre las mascotas y sus familias, permitiéndonos conocer datos qué van más allá de sus nombres, direcciones y números telefónicos; también características socio-demográficas y económicas que en algún momento pueden ser útiles para el análisis de la cartera de clientes y el diseño de  estrategias de mercadeo y fidelización. Y no solo eso, ¿qué tal si podemos añadir comentarios relacionados con las actitudes o comportamientos de los clientes, e incluso sobre el nivel de vínculo que existe entre ellos y sus mascotas? Esta información puede descubrirnos oportunidades o bien evitarnos problemas si la tenemos disponible en el momento correcto.

¿Manejo de inventarios? ¿Reportes de ingresos? ¿Ventas por conceptos o productos? ¿Por temporada? ¿El histórico de consumos de un cliente específico? Sí, también.

¿Manejo de sucursales? ¿Elaboración de facturas? ¿Análisis de productividad de los miembros del equipo? ¿Acceso remoto a la información en tiempo real? ¿Soporte para recordatorios? ¡Sí!

De acuerdo con un reporte presentado por el sitio financesonline.com, el 97% de las organizaciones que se manejan a través de un software de gestión han mejorado algunos o todos sus procesos operativos, y el 48%  del total reporta beneficios específicos a los 6 meses de uso.

Fuente: https://financesonline.com/erp-software-analysis-features-types-benefits-pricing/

Quienes ya cuentan con un software de gestión seguramente se encuentran en esa posición que describíamos líneas arriba, en la que es difícil pensar cómo se podía llevar a cabo la operación eficiente de un consultorio u hospital sin contar con esta herramienta. Los que lo usan saben que éste no es un juguete más, sino un verdadero puntal para el buen manejo y el crecimiento de un centro veterinario, al entregar información útil para la toma de decisiones gerenciales.

Rolando Liendo, presidente del Techno Economy  Research Institute, señala que “Las empresas que no usan las TIs (Tecnologías de Información) como herramienta competitiva ven limitado su crecimiento por las mermas de inventarios, pérdidas de dinero por falta de control, pérdida de clientes por carecer de información e incertidumbre en la toma de decisiones, entre otros. Las pérdidas de los negocios podrían estar entre el 10% y 30% de los ingresos de las pymes”.

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/260923

Estamos viviendo una época vertiginosa para la medicina veterinaria y es necesario recibir toda la ayuda posible para alcanzar los objetivos de bienestar de los pacientes, de satisfacción de los clientes y de crecimiento como negocio. Un software de gestión asiste precisamente en la búsqueda de esos fines. Ya sea que se esté comprando uno por primera vez o bien que se quiera cambiar de proveedor, la selección y el uso de un sistema de gestión es una decisión muy importante y por demás impostergable.